Sexo y Relaciones>nota

blog single post

¿Por qué somos infieles?


¿Llevas tiempo pensando que la relación sentimental con tu pareja se ha enfriado y no sientes lo mismo?, ¿que, al ver a otros hombres, empiezas a notar una atracción que antes no percibías o que ya no experimentas que esa persona sea tu media naranja? Aguas porque estás en el borde del abismo y puedes, fácilmente, caer en el engaño y las mentiras. Aquí te mostramos las claves.

Un estudio realizado por la Facultad de Piscología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) arroja cierta luz sobre los motivos que llevan a las mujeres a ser infieles. Frustración, inconformidad y fallas en la comunicación. El análisis afirma que entre hombres y mujeres las causas son similares, aunque en orden e intensidad diferente. Por ejemplo, los hombres aseguran buscar "aventuras" y las mujeres, principalmente, quieren una comunicación fluida.

Pero seamos francas y estudiemos, uno por uno, los motivos que hacen que nos convirtamos en mujeres infieles.

1) Monotonía: estamos hastiadas de la rutina, de hacer cada día lo mismo y de no salir de nuestra área de confort. ¿Verdad? Claro que nos gusta ese sentido de pertenencia pero, por favor, démosle un aire diferente de vez en cuando a nuestro día a día. Descubre, innova, explora. Huye de la pasividad.

2) Crisis de pareja: las constantes discusiones hacen que nos sintamos vulnerables y poco amadas. Por eso, antes de dar una mala contestación o alzar la voz, contemos mentalmente hasta diez. Con calma y serenidad, hablando se entiende la gente.

3) Venganza: aplicar el "ojo por ojo y diente por diente" nos puede dar placer momentáneo pero, posteriormente, atraerá incontables problemas emocionales. De hecho, el estudio sobre infidelidad de la UNAM confirmó que el engaño femenino puede ser consecuencia de la infidelidad masculina. La venganza no es el camino. Sé sincera contigo misma y, si sientes que te han partido el corazón a cachitos y nada te une a tu pareja, aléjate de esa persona dañina y pasa página.

4) Por amor: esta infidelidad suele ser la más dolorosa y definitiva de todas, porque implica que el enamoramiento por la pareja actual se ha esfumado definitivamente. No es necesario que exista contacto físico con la otra persona, pero los vínculos emocionales que se empiezan a establecer se vuelven poderosamente indestructibles. 

5) Por evasión: no estamos felices con nuestra vida y vemos la infidelidad como la puerta de salida para escapar de nuestros problemas. No actuemos de manera cobarde y afrontémoslo con honestidad.

A pesar de que el 90 % de las personas considera que ser infiel es algo negativo, la infidelidad ha aumentado en los últimos años según la psicóloga estadounidense Joy Davidson.

Te recomendamos que localices esos focos rojos lo más rápido posible y, de esta forma, podrás agarrar el problema desde la raíz y evitar consecuencias mayores. Recuerda: honestidad, comunicación y confianza son los ingredientes principales para que la relación de pareja funcione. Desde estos pilares, construyamos la casa.




0