Sexo y Relaciones>nota

blog single post

¿Cómo salir de una relación destructiva?


Hola princesas les voy a dejar unos puntos super importantes para que, si están en un proceso de duelo, es decir cortaron con alguna pareja, les va a ayudar mucho. 

Contacto cero

Para Daniel Uruyal, el contacto cero consiste en alejarse de la expareja después de una ruptura sentimental de manera que no sepas nada de esa persona ni esa persona de ti. De esta forma se pierde todo el contacto y toda comunicación. Es fundamental desvincularse también de todas las redes sociales de forma que no puedas ver sus perfiles ni tu ex pareja los tuyos.

Entonces, ¿para qué sirve el contacto cero? El contacto cero sirve para recuperarte del daño que has sufrido en esta relación, para sanar tus ideas. Al igual que sirve para recuperar tu vida, tu grupo de amigos y familiares y, sobre todo, para recuperar tu autoestima que se ha visto perjudicada en gran medida.

Además, al sanar las heridas y recuperar la cercanía con tus seres queridos, probablemente puedas ver con más perspectiva todo lo que te ha ocurrido: al salir de una relación tóxica se comienzan a percibir hechos que hasta ese momento no veíamos o no queríamos ver.

Autoestima

Al hilo del párrafo anterior sobre el contacto cero, destacamos la importancia de perder todo contacto con la expareja para poder recuperar y sanar la autoestima dañada. En este tipo de relaciones, las personas sumergidas viven sobre una certeza ilusoria: esa que afirma que no son capaces de vivir sin el otro.

Es en este momento cuando empiezan las preguntas recurrentes tipo «¿quién me va a cuidar?» «¿quién me va a querer si soy un desastre?». En definitiva, en las relaciones tóxicas se reproduce la creencia de que no somos merecedores de amor sano, por lo que para dejar atrás una relación tóxica es imprescindible cuidar de esa imagen que tenemos de nosotros.

Rodearse de todo lo que nos hace bien

Para la psicóloga María Fornet, «una relación sana es aquella que te suma y no te resta: la que te hace sentir más grande, más escuchado, más respetado, más seguro y tranquilo, y no lo contrario”. Por consiguiente, es necesario rodearse de personas que nos aporten, con las que podamos participar en proyectos personales.

Asimismo, contar con una buena cantidad de reforzadores, lejos de los que pueda proporcionar o no la pareja, nos vuelve más fuertes y resistentes frente a la dependencia emocional. Contar con múltiples fuentes de satisfacción será un obstáculo para que los pensamientos de dependencia se retroalimenten.




0